¿Cómo elegir al mejor abogado? Sigue estos consejos

A la hora de elegir un buen abogado, casi siempre nos fijamos en detalles como que sea amigo nuestro, o sus precios sean altamente atractivos. Pero, realmente, estos no son los consejos más acertados, y no es lo que garantizará que tu búsqueda tenga éxito.

Por eso, en este nuevo post nos tomamos el tiempo de decirte cuáles sí son los consejos para encontrar al mejor abogado, sin importar cuál sea el motivo que te esté llevando a buscar algún profesional de la abogacía.

No te olvides de ponerlo en práctica.

La especialidad del abogado

Si bien todos los abogados son profesionales integrales de la abogacía, no todos los casos admiten que sean abogados “cualquiera” los que los atiendan.

Por eso, como cliente, siempre debes buscar un abogado dependiendo el caso que tengas que resolver. Por ejemplo, si tienes problemas en el trabajo, como un despido sin justificación o problemas de liquidación y demás, deberías contactar a un abogado especialista en derecho laboral.

Y así para todos los casos. Es indispensable manejar este consejo, porque es lo que te garantizará que tus derechos serán bien representados y tu abogado velará por el mismo con argumentos sólidos.

Las recomendaciones de otros clientes

Mucha gente no puede estar equivocada. Por eso, debes siempre revisar qué han dicho otros clientes, mejor si en casos similares al tuyo, sobre la reputación o la forma de trabajar del abogado en el que has fijado tu atención.

Recuerda que un abogado es uno de los profesionales más delicados que vamos a escoger para que nos represente. Deberías tener el mismo cuidado que cuando vas a elegir a un profesional médico, porque de su profesionalidad y de su seguridad y confianza dependerá todo tu éxito.

La ubicación y el precio del abogado

Salvo que tu caso sea de extrema gravedad, y tengas que buscar al mejor abogado del país, lo mejor es siempre buscar al mejor abogado posible, lo más cerca posible de tu lugar de residencia. Esto, por motivos obvios de movilidad y ahorro de tiempo (y de dinero, al largo plazo).

Finalmente, debes fijarte en el precio. Algo que siempre dependerá del caso que le lleves a evaluar, y también de la reputación del mismo representando casos como el tuyo.

El precio de un abogado siempre será (o debería ser) proporcional al servicio que vas a recibir.

3 cualidades para ser cada vez mejor abogado

Una de las carreras que ha ganado popularidad en el último tiempo es la de abogacía. Y es que, en gran parte, algunas series de televisión como La Ley y El Orden o algunas como CSI han puesto de manifiesto la labor de excelencia que realizan los abogados.

Pero, lamentablemente, echan en falta muchas cosas que en realidad suceden en esta carrera. Por eso, hoy queremos comentar algunas cualidades que harán que te conviertas en un mejor abogado. Cada vez más.

La habilidad para negociar

Una de las artes que todo abogado deberá aprender, porque estará en su día a día, es el de negociar. Negociar formará parte de su rutina diaria, y sin tener en cuenta lo que pueda ganar o perder con tal negociación, deberá practicar día tras día.

Esto pasa no sólo en la vida en la oficina, sino en el trato con clientes, con el jurado, y con todas las personas involucradas en cualquier caso en el que un abogado tenga cabida.

Desde luego, algunos la tienen más fácil que otros porque ya vienen con una parte del arte aprendida. Pero, se puede entrenar desde cero y lograr ser un gran negociante.

La habilidad para persuadir

Algunos escritores especializados en desarrollo personal no dudan en afirmar que el arte de influir en los demás, o el arte de persuadir, es el más importante dentro del cúmulo de habilidades sociales que toda persona debe manejar.

Y en el caso de los abogados, esto se hace aún más palpable. Saber influir sobre los demás es una de las habilidades más importantes que un abogado deberá aprender durante toda su carrera, porque influir, saber influir sobre lo que piensan y cómo opinan los demás es una de las cosas que le garantizarán el éxito en todos los trabajos.

La habilidad de controlar las emociones

Esa cualidad de crear un caparazón emocional. Los abogados deben ser ajenos a todas las emociones, durante su trabajo. Fuera de él pueden ser igual que los demás, emocionarse con todo si lo quieren.

Pero dentro de su trabajo, emocionarse puede representar el fracaso en cualquier caso, por ganado que parezca de antemano.

Crear una coraza emocional requiere de bastante tiempo. Pero, con la práctica y exponiéndose poco a poco a nuevos retos, garantizará que el abogado sea cada vez mejor en esa difícil cualidad de manejar sus emociones.

¿Acabas de graduarte como abogado? Sigue estos consejos

Una de las carreras con mayor demanda en el mundo siempre ha sido la de abogacía. Sin embargo, los que la estudian no son más que simples personas con miedos, sueños, retos y algunos desconocimientos sobre su mundo laboral.

Y es que hay una diferencia proporcional entre el mundo universitario y el campo laboral. Inevitablemente, en algún momento se debe pasar el primero al segundo. Si eres abogado, y recién has salido de la universidad, es importante que sigas al pie de la letra estos consejos.

La formación no ha hecho más que comenzar

Si bien en algunas naciones estables las leyes suelen cambiar muy poco durante los años, siempre es necesario que los abogados sigan formándose. Desde el primer día en su nueva vida como trabajador, debe seguir formándose.

Aunque no es posible ganar todos los casos (lo que sería maravilloso), sí es posible seguir formándose para ganar el siguiente caso. Y así sucesivamente. Uno de los deberes impostergables de todo abogado, sea recién egresado o con 20 años de carrera a cuestas, es el de seguir formándose.

La formación puede ser muy diversa, como en libros, congresos o cursos.

Escuchar es una de las labores más importantes

Con el tiempo, notarás que la mayoría de los casos se ganan por la habilidad de un abogado para escuchar. Para prestar atención a todo lo que se dice, a todo lo que argumentan los clientes, los juzgados, a todo lo que realmente está sucediendo.

No escuchar, aunque tengas todos los conocimientos del mundo, no hará más que atrasar tu éxito, porque esta es una labor donde escuchar es fundamental. Por eso, para tener éxito desde el primer momento, presta atención a los que tengan más experiencia que tú, y presta suficiente atención a tus potenciales clientes.

El respeto como argumento

En la carrera de abogacía, una de las tareas que se deben hacer a diario es tener contacto con mucha gente. A veces, demasiada. En todo caso, la condición es la misma: sea en un juicio o en tu oficina, debes ser respetuoso, y a partir de allí basar todos tus argumentos.

Es una carrera difícil donde dejarse llevar por los impulsos o por las emociones no sería nada extraño. Pero esto no quiere decir que sean ellas las que gobiernen por encima del respeto y la inteligencia. Un abogado inteligente gana más casos y más reputación desde el respeto.